Ser padre es una tarea ilusionante pero también, a veces, difícil. Hay más gastos, también menos tiempo libre y más cansancio, al menos durante los primeros años. Por todo esto se celebran los baby shower. En este artículo te contamos cómo decorar una de estas celebraciones de manera muy original.

Para aquellos que no lo sepan, un baby shower es una celebración que se realiza en honor de los que serán nuevos papás. En ella no solo se festeja la buena noticia sino que, además, se les entrega a los futuros padres regalos de todo tipo con los que se les ayudará a pasar los primeros meses de esta nueva aventura. Sonajeros, biberones, ropa para el bebé o juguetes son algunos de los regalos que recibirán y con los que podrán prepararse de cara al nacimiento.

Ahora bien, ¿cómo decorar un baby shower de forma original? Lo más importante es que utilices tu imaginación y el conocimiento de las personas para las que vas a organizar el evento. Si pudieras, por ejemplo, hacerte con una ecografía podría ser un detalle muy bonito encargar un pequeño cuadro o poster con él que esté presente en la fiesta y que todos puedan ver.

Como será una fiesta íntima y de mucho hablar, te aconsejamos que selecciones una mesa de considerable tamaño que puedas llenar con cosas para comer y/o picar además de bebida, eso sí, sin alcohol J

Esta mesa, al igual que otros lugares de la casa como, por ejemplo, los cojines o los sillones y sillas las puedes decorar con tapetes de lana que recuerdan a las telas con las que se suelen hacer vestiditos o gorritos para los bebés. También pueden haber pompones y pequeños gorritos por distintas partes del salón.

Es buena idea también que haya un cartel con una felicitación directa a los padres. Puedes comprar gorros de fiesta para que todos los presentes los lleven puestos y que la celebración sea más divertida. No puede faltar tampoco elementos como los matasuegras, por ejemplo. Cosas que, a fin de cuentas, sirvan para animar el ambiente.

Los globos son el alma de la fiesta en un baby shower y lo mejor de todo es que los hay de todos los tipos, colores y formas. Si es será un niño, puedes optar por la decoración en azul y si será niña por la decoración en color rosa.

Si no sabes qué será o si los padres no son muy convencionales mejor que la fiesta sea a todo color independientemente de si el futuro integrante de la familia vaya a ser niño o niña. Los colores verdes o amarillos, así como los violeta no tienen asociación con ningún tipo de género y hacen muy colorida cualquier estancia. Incluso puedes incluirlos para jugar con los colores si tomas de base el azul o el rosa.

También puedes jugar con las formas ya que hay globos con forma de corazón, alargados, etc. Por opciones desde luego no será. ¡Usa tu imaginación y pon todo lo mejor de ti para montar esta gran fiesta! Seguro que lo haces genial.